La mujer en los videojuegos

La mujer en los videojuegos: «Mujeres+videojuegos»

La mujer en los videojuegos: un retrato íntimo

En el 2015, la directora española Marina Amores estrenó su documental Mujeres+videojuegos. La obra está pensada como una ventana para describir la figura de la mujer en los videojuegos, con España como contexto.

La película recoge una serie de entrevistas a mujeres gamers, mujeres que trabajan en la industria y mujeres artistas del videojuego. Con estos testimonios la directora no sólo expone la postura de esta industria tradicionalmente para hombres, sino que lo hace desde la perspectiva de mujeres involucradas directamente. Un punto de vista heterogéneo que deja en evidencia la forma en que han sido subestimadas las mujeres en los videojuegos…

La mujeres en los videojuegos: mujeres reales e interesantes 

Las entrevistas del documental Mujeres+Gamers están hechas a figuras importantes en la industria de videojuegos españolas. Pero lo interesante no es el lugar que las entrevistadas ocupan, sino las historias que cuentan. Las historias de lucha para llegar a donde están, los enfrentamientos contra grandes obstáculos… e incluso la facilidad con las que otras discurrieron su camino al éxito. Pero en general, cuentan que la industria del videojuego es un espacio inhóspito para la mujer.

Una de las opiniones más frecuentes es que las exigencias a la mujer en los videojuegos son mayores que para los hombres. La condición de mujer no limita el talento, pero aumenta las expectativas ajenas y — por alguna razón — nos obliga a dar explicaciones de nuestras decisiones — muchas veces no sólo a nivel profesional. Un trato injusto, sin duda, pero al que, al parecer, hemos de acostumbrarnos la mayoría de las mujeres en los videojuegos — o, más bien, en su mundo. Otra opinión común (entre las propias protagonistas del documental) es que el peor daño que la industria del videojuego  hace a la mujer es la promoción de su imagen sexualizada. En este sentido, todas están de acuerdo en que no es realista, pero también que, sin duda, vende mucho más.

Entre todas las figuras entrevistadas en el documental también hay algunos hombres relacionados con la industria del videojuego. Ellos ofrecen una perspectiva distinta, en especial cuando hablan de las mujeres en los videojuegos. Sin embargo, incluso los que reconocen que el trato es injusto lo hacen desde una postura de superioridad. Varios simplemente parecen decir: «es así, no está bien, pero, ¿qué le vamos a hacer?». Una actitud vaga por no decir muy despreocupada y pusilánime.

La mujer en los videojuegos:  sin espacio

La película es una fuente muy rica de información porque se concentra en mostrar las posturas de los involucrados en la industrias del videojuego, hombres y mujeres. Desde esta posición es posible entender lo que sucede tras cámaras de la industria de los videojuegos, una de las más grandes y prolíficas del mundo.

La conclusión del documental es positiva y esperanzadora. A pesar de los aspectos negativos, es innegable que la figura de la mujer en los videojuegos ha cambiado en el transcurso de esta década. Una de las muestras más evidentes de este cambio fue el reboot que se le hizo a Lara Croft en el 2013. Para el nuevo Tomb Raider se le dio matices complejos al personaje de Lara y se le quitó varias tallas de sostén. Darse el lujo de cambiar un personaje que había producido tanto dinero a través de su sexualidad es un cambio importante. La mujer en los videojuegos está empezando a sentirse cómoda, con una presencia más sólida, en tanto comienzan a ser consideradas más allá de lo que su cuerpo puede vender.

Sin embargo aún queda un largo camino por recorrer. Las mujeres entrevistadas en el documental inspiran a las mujeres jóvenes que quieren seguir sus pasos en esta industria tan masculina. Su mensaje declara que cuando no hay un lugar para ti en lo que quieres, entonces tienes que conseguir la forma de hacer ese espacio.

Un documental de poco más de media hora que vale la pena ver para entender mejor la posición que la mujer ocupa en este mundo.

Publicaciones relacionadas

¿La solidaridad femenina existe?

¿Esiste la solidaridad femenina? Eso mismo se pregunta Mª Isabel Cisneros en este artículo de Andariega Magazine. ¡Conoce la respuesta!

María Isabel Cisneros

Independencia femenina: la meta

Con los años, como persona y mujer que soy, he aprendido de muchos de los errores que he cometido y de las experiencias que he vivido.

Suscríbete

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Fusce tincidunt nunc venenatis massa
sagittis gravida at at arcu. Maecenas tincidunt ornare erat, sit amet
eleifend diam porttitor in.